Ante la salud deteriorada, machi pide le permitan ir hacia su rewe 

02 ABR 2018
02 de Abril de 2018
Se trata de Celestino Córdova detenido en Chile desde hace cinco años acusado de asesinato. Hace más de dos meses está en huelga de hambre y ahora pide por su reequilibrio espiritual para sanar

Celestino Córdova es un reconocido machi de la comunidad Juan Quintupil de Vilcún, incluso dictó clases de medicina mapuche en un diplomado organizado por la Universidad Católica de Temuco en 2010 y 2011. En su momento el pro-rector de esa Casa de Altos Estudios había informado que “Él no es académico, ni profesor, ni trabaja a honorarios. Fue contratado en su calidad de machi para reforzar el equipo del diplomado”.

Antecedentes del caso
Córdova es el único detenido hasta el momento por el incendio intencional que provocó un grupo de personas en la casa principal del fundo La Granja, sector de Lumahue en enero de 2013 y que provocó la muerte de Werner Luchsinger Lemp y su esposa Vivianne McKay. El machi fue condenado a una pena de 18 años de presidio.

El pasado jueves, en la habitual ronda de las Madres de Plaza de Mayo en Buenos Aires, Bárbara Taboada, mapuche, denunció la “injusta prisión del machi” y la negativa del Estado chileno a que éste realice una ceremonia vital en su rewe. Recientemente, Bárbara escribió que: “El estado de Chile mantiene cautivo hace 5 años a Celestino Córdova, autoridad ancestral del pueblo Nación Mapuche, condenado a 18 años, por supuesta autoría del incendio que habría causado la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay. Celestino se encuentra gravemente enfermo con kutran machi (desequilibrio espiritual, enfermedad de machi). Su salud se agrava cada día que avanza por estar lejos de su rewe, y sus pedidos de salida no han sido escuchados. Por esto, el 13 de enero del corriente año, decidió iniciar huelga de hambre líquida, y hoy ya pasa los 70 días, con una baja de 24 kg y signos brutales de descompensación”

Agravamiento de su estado de salud
Hace unos días médicos que atienden a Córdova advirtieron que está sufriendo un deterioro permanente en su salud física y espiritual. Además de esto, denunciaron que está recibiendo maltratos y amenazas.

“El machi ya lleva 64 días desde que el lleva la cuenta, en el cual la salud física ha ido disminuyendo de forma bastante ostensible con mialgia, con cefalea y que habla de un deterioro, y sabemos que estos deterioros durante una huelga de hambre son irreversibles“, sostuvo Luis Umaña, quien atiende a Córdova y a su familia.

El machi comenzó a utilizar este método de protesta con el objetivo de que se le permitan disponer de 48 horas para “mantener” su rewe, el poste sagrado -también conocido como altar- utilizado por los machis para conectarse con el Mundo de Arriba, y obtener sus poderes para curar; también es utilizado en distintas ceremonias como las del Nguillatún, haciendo las veces de Centro.

Los médicos revelaron también que el machi ha sufrido amenazas de muerte que están afectando su salud mental y señalaron que esto está rayando en la tortura. Es por esto que hicieron un llamado al Colegio Médico a pronunciarse por esta situación.

“Un machi para nosotros como mapuche representa la mayor autoridad desde el punto de vista espiritual y desde el punto de vista de salud. El Estado por medio de sus diferentes gobiernos se ha llenado la boca con la interculturalidad en salud para ir mejorando la atención y a la hora de observar que en la interculturalidad hay diferentes formas de ejercer al salud, no se le respeta al machi un derecho que es cambiar su rewe. Esto no es un capricho y no es una demanda política, hacerlo es cumplir una obligación desde el punto de vista espiritual y de salud de un machi”, afirmó Alihuen Antileo del movimiento Salud para Todos.

Rechazo de examen médico y regreso a la cárcel de Temuco
Recientemente Córdova rechazó un examen médico en el Hospital de Temuco. Según publicó El Mercurio, Córdova sufrió una descompensación debido a la huelga de hambre que ha llevado por 72 días.

Gabriela Calfucoy, vocera de Córdova, indicó que "el médico quería practicarle un examen de sangre, pero el machi no lo permitió, ya que afecta su espiritualidad". Esta fue la segunda oportunidad en estos últimos días que el machi ingresó al hospital, luego que fuera llevado por gendarmes al recinto médico por orden de la Corte de Apelaciones.

Derechos indígenas en prisión y ser machi
En una nota publicada en ElOrejiverde en junio de 2016 informábamos acerca de algunos importantes antecedentes respecto a los derechos para los detenidos indígenas en Estados Unidos, México y Chile, entre otros países.

Ya en 2002, el líder navajo-diné de los Estados Unidos Emerson Jackson daba cuenta de los muchos derechos conquistados por ese pueblo, mencionando entre ellos el de poder realizar ceremonias tradicionales en la cárceles.

El propio Jackson trabajó con el Congreso de los EE.UU en la adopción de la Ley del Acta de la Libertad Religiosa de los Indios Americanos y su Enmienda de 1994, la cual garantiza para siempre el derecho de aquellos a usar el peyote en las ceremonias tradicionales.

Los presos indígenas de Oklahoma lograron a partir de 1992 que se respetara el derecho a mantener el largo de sus cabelleras sosteniendo que "para los indígenas, dejarse crecer el pelo representa muchas cosas espirituales y va contra nuestras creencias cortarlo salvo cuando estamos de luto."

Asimismo, en los últimos años se han adoptado medidas positivas para permitir las ceremonias ancestrales en las cárceles. Len Foster, navajo que dirige el Proyecto Correcional Nación Navajo de Arizona, logró que en Utah, Colorado, Nuevo México y Arizona se permitiera a los presos indígenas acceder a sus celebraciones igual que lo hacían los cristianos y otros grupos religiosos.

En México, la Ley de Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Michoacán establece por su artículo 23 que “los pueblos y comunidades indígenas tienen derecho a practicar sus propias ceremonias religiosas, tanto en las áreas indígenas como en las que no tienen predominio indígena, respetando la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público”.

Al menos desde el 2012 y según informaciones de la Defensa Penal Pública de Chile, los internos originarios de la cárcel de Temuco, celebran también el Wiñoy Xipantv, Año Nuevo de algunos grupos indígenas. Esto mismo sucedió en la Argentina, cuando Facundo Jones Huala durante su detención de 2016 fue autorizado a realizar esa ceremonia en el interior de la prisión.

En este contexto, pensamos que las autoridades deberían considerar las características culturales de los detenidos y como en el caso de Celestino Córdova en particular, su concepción de la salud y la enfermedad, en tanto autoridad espiritual y médica del pueblo mapuche.

Incluimos a continuación las palabras de Bárbara Piñen, quien explica el sentido y los alcances de ser machi. Agradecemos a Miriam Liempe el habernos hecho llegar el audio:

http://www.elorejiverde.com/el-don-de-la-palabra/4039-ante-la-salud-deteriorada-machi-pide-le-permitan-ir-hacia-su-rewe
Voltar

© 2013 - 2015 YANDÊ - A rádio de todos. Todos os direitos reservados